Vacas en pasto

Los campos con mayor superficie se gestionan con vacas utilizando un sistema de “pastoreo controlado intensivo” buscando una intensidad de pastoreo alta con períodos de recuperación largos. Con esta técnica los animales pastan cada día en una parcela diferente y tardan alrededor de 50-60 días a volver a una parcela en la cual ya han comido. De esta forma, no dañan los rebrotes de las primeras plantas que se comieron, pero sí que mejoran la fertilidad y biodiversidad del suelo con sus excrementos.