Cultivos sobre camas de troncos

La técnica del consiste en enterrar los troncos bajo el suelo del huerto y plantar por encima de ellos. Esta cama de troncos reproduce la descomposición natural de los árboles en el bosque. La descomposición de la madera favorece la porosidad del suelo, esto permite almacenar el agua como si fuera una esponja y actuar como un refugio para los microorganismos beneficiosos para el cultivo. La desarrolló formalmente el austríaco Josef Holzer, un referente de la agricultura ecológica, aunque ya se había empleado en Alemania y Europa del este.

En Polyfarming se utilizan troncos procedentes de las talas realizadas en los bosques que no son adecuadas para otros usos. Según el tipo de cultivo la manera de enterrar los troncos es diferente, si plantamos árboles frutales los troncos se colocan a más profundidad que en el caso de cultivos en el huerto. El carbono atmosférico que introducimos en el suelo puede almacenarse de 5 a 10 años según el tipo de madera.