BRF

La técnica es de origen canadiense, se utiliza en la gestión de huertos y fruteros para enriquecer de nutrientes el suelo. Para elaborarlo se aprovechan las ramas más pequeñas (menores de 7cm) de los árboles del bosque. Estas ramas se trituran directamente en el campo. En Polyfarming, a diferencia del sistema estándar, se dejan descomponer durante unos meses en el bosque y después se añaden a los cultivos.

El objetivo es conseguir un humus estable (similar a un humus forestal) que mejore la estructura y capacidad de retención de agua y nutrientes del suelo del huerto o los fruteros.

Con el BRF también se consigue secuestrar carbono atmosférico y mitigar la huella de carbono.